Asociación Mutua Motera

Teléfono de la AMM        Teléfono de la AMM           Inicio   E-mail
 
Usted se encuentra en: Voluntariado
Detenido el conductor de una moto que le hizo un dedo al radar de la M-30Imprimir
17 de Diciembre de 2012
volver
Detenido el conductor de una moto que le hizo un dedo al radar de la M-30

Soltó el manillar para hacer el gesto a la cámara. Detenido el conductor de una moto que le hizo un dedo al radar de la M-30 que le pilló a 166 km/h sin matrícula. La Guardia Civil le localizó gracias a la foto.

La Guardia Civil ha detenido a un motorista que se dio a la fuga tras ser sorprendido junto a otros dos circulando en zigzag a gran velocidad en la A-6, según ha informado dicho Cuerpo en un comunicado.

El detenido no llevaba placas de matrícula en la motocicleta, pero ha sido localizado gracias a que fue captado por un radar de la M-30, circulando a 166 km/h, cuando la velocidad de la vía está limitada a 90 km/h, y soltando el manillar para hacer un gesto obsceno a la cámara.

Los hechos ocurrieron el 8 de septiembre 2012, a la altura del kilómetro 9 de la carretera A-6, sentido entrada Madrid, cuando los agentes detectaron tres motocicletas circulando en zigzag a gran velocidad.

Tras proceder a dar la orden de alto sin conseguir que se detuvieran, los agentes iniciaron una persecución que terminó en la M-30, a la altura de la salida de la Avenida de la Ilustración, donde lograron interceptarlas.

En ese momento, uno de los motoristas, que circulaba en una motocicleta sin placas de matrícula, se dio a la fuga circulando por zona urbana a gran velocidad y sin respetar la señalización, "poniendo en serio peligro la integridad del resto de conductores y peatones".

Los agentes denunciaron a los otros dos en ese lugar, y estos no fueron detenidos. A continuación, la Guardia Civil del Sector de Tráfico de Madrid inició las investigaciones para localizar al tercero.

Después de comprobar las imágenes del radar y como resultado de las investigaciones pertinentes, se consiguió localizar al motorista. Se trata de un varón de 22 años, de nacionalidad española, que responde a las iniciales J.G.F.

Se le ha imputado un delito contra la seguridad vial por conducir un ciclomotor con temeridad manifiesta, excediendo la velocidad permitida y poniendo en peligro la vida y la integridad de las personas, de acuerdo con lo previsto en el artículo 380 del Código Penal.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, esta acusación va asociada a la pérdida del carnet de conducir y a una sanción económica. El juicio ha tenido lugar este viernes, según las mismas fuentes.


 
 
Aviso legal | Contacto | Localización