Asociación Mutua Motera

              Teléfono de la AMM           Inicio   E-mail
 
Usted se encuentra en: Voluntariado
Trànsit instalará un nuevo carril en la B-23 solo para motos y busesImprimir
2 de Abril de 2013
volver
Trànsit instalará un nuevo carril en la B-23 solo para motos y buses

El Servei Català de Trànsit (SCT) instalará un nuevo carril en la carretera B-23 entre Molins de Rei y Barcelona en el que en horas punta y cuando haya congestión solo se permitirá circular a buses y motocicletas.

En una entrevista de Europa Press, el director de Trànsit, Joan Josep Isern, ha explicado que se trata de una experiencia piloto en esta carretera que convertiría parte del arcén en un carril para bus y moto "con una inversión realmente pequeña aprovechando la infraestructura actual y simplemente ganando terreno del arcén que podría reconvertir tota la anchura de la vía en un carril más".

Se trata de "la parte más conflictiva de los accesos a Barcelona" por la B-23 desde Molins de Rei, a lo largo de siete kilómetros y con un coste de entre tres y cuatro millones de euros.

Por el momento no hay un calendario para instalarlo porque dependerá de los presupuestos y de las conversaciones con la Dirección General de Carreteras, el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Barcelona.

"Es bueno segregar la circulación de las motocicletas de los carriles de vehículos porque la fricción entre una motocicleta y un vehículo siempre trae a un perjudicado, que es la motocicleta", ha indicado Isern.

Así, ha explicado que desde esta perspectiva ya tienen una experiencia positiva con el carril Bus-VAO, que tiene una utilización "casi masiva" de motocicletas, ya que el 56% de los vehículos que usa este carril lo son.

Según el director del SCT, adoptan esta decisión para reducir la siniestralidad y porque "las motos son el vehículo con más incidencias", ya que en 2012 hubo 31 muertos en accidente de moto de los 196 fallecidos en total, lo que supone en torno a un 15%.

"En 2012 hubo 31 muertos en las carreteras catalanas en accidentes de moto, en 2011 fueron 46, una cifra elevadísima, y este primer trimestre de 2013 se han producido cuatro muertes relacionadas con este vehículo y 39 heridos graves", ha indicado.

Isern también ha confiado en que entre finales de 2013 y 2014 estén instalados los seis radares por tramo, para los que ya se ha convocado un concurso de 600.000 euros, en la C-58 entre Sabadell y Badia del Vallès (Barcelona); en la N-340 entre Amposta y Sant Carles de la Ràpita --uno por sentido--; en la C-65, entre Cassà de la Selva y Llagostera, y en la C-14, entre Alcover y La Riba.

El Economista


 
 
Aviso legal | Contacto | Localización