Asociación Mutua Motera

              Teléfono de la AMM           Inicio   E-mail
 
LA MOTO GANAImprimir
25 de Septiembre de 2014
volver
LA MOTO GANA

La moto gana al resto de vehículos con motor de explosión (incluido el transporte público) y no solo por su mayor agilidad, menor coste, menor tiempo de desplazamiento y menor uso del espacio público, sino también por su menor impacto ambiental.

Y es que no solo importa la funcionalidad, también debemos tener en cuenta cuanto contaminamos, especialmente en los tiempos que corren, en los que si no hacemos algo ¡ya!, acabaremos por destruir el clima del planeta y con él, a nosotros mismos.

En octubre de 2013 la OCU publicó un estudio que, como suele conseguir la organización de consumidores, nos ofrece mucha luz sobre cuestiones que en la mayoría de los casos, ni nos habíamos planteado.

Si reflexionamos sobre qué medio de transporte contamina menos, seguramente coincidiremos en que el ganador debe ser la bicicleta, seguido del transporte público y luego el privado. Nos han vendido tanto las bondades del transporte público que probablemente pocos dudaríamos que contamina mucho menos que cualquier otro de carácter privado.

Sin embargo el estudio de la OCU nos demuestra que no es así y lo hace como se tiene que hacer, es decir, no limitándose a analizar el consumo de combustible como único elemento contaminante, pues un vehículo empieza a contaminar desde el momento en que se extraen minerales y fabrican los materiales que lo componen hasta su proceso final de reciclaje.

Bien, pues esto es lo que la OCU ha analizado, el impacto medioambiental real que tiene cada tipo de vehículo a lo largo de toda su vida.

El resultado es el esperado en cuanto a vehículos que consumen distintas fuentes de energía, es decir, gana la bicicleta, seguida del transporte eléctrico y ganan estos sobre cualquier otro medio con motor de explosión.

Sin embargo entre los vehículos con motor de explosión, la ganadora es la moto, sí, por encima del transporte público. No solo es más rápida, más económica y te permite una movilidad y libertad inalcanzables por transporte público, sino que además, contamina menos.

Por ello, en una época en la que el vehículo privado eléctrico aun no tiene la autonomía suficiente para ser útil, en que los tiempos de desplazamiento son cruciales para la productividad de las ciudades y en que el espacio escasea cada vez más, parece lógico pensar que las autoridades públicas deberían promocionar su uso, aunque solo sea facilitando la vida de sus usuarios.

Por supuesto no pedimos promoción en detrimento de los eléctricos o la bicicleta, también estos deben ser promocionados, pero la realidad del presente es la que es, la bicicleta no es la solución para todo tipo de desplazamientos, especialmente para los de mayor distancia, el eléctrico aun no despunta y en consecuencia hoy por hoy, el motor de explosión es aun necesario para los desplazamientos en las ciudades de tamaño medio y grande.

No parece razonable que teniendo un vehículo como la moto, que aporta una solución al problema de la movilidad, no se aproveche la ocasión para promover su uso en detrimento de los vehículos de uso mayoritario, más voluminosos y sobre todo mucho más contaminantes (coche, autobús...).

En este sentido hemos de felicitar al ayuntamiento de Madrid por el apoyo que está realizando a la moto desde hace años, no solo nos permite circular por el carril bus-taxi reduciendo así los tiempos de desplazamiento con mayor seguridad, sino que habilita aparcamientos reservados, zonas de parada avanzada semafórica y ahora, ante la gran operación de peatonalización del centro de Madrid, nos permitirá circular por las calles de acceso restringido a residentes.

Toda una apuesta por la moto que no podemos más que agradecer y felicitar.

Eso sí, también el ayuntamiento de Madrid tiene su “Debe” con mayúsculas, la seguridad. 

Aun no se ha cumplido el compromiso clave de hace más de una legislatura, la protección con Sistemas para Protección de Motoristas (SPM) de los guardarrailes de calles como la M-30, compromiso incumplido que ha costado ya la integridad de más de un compañero.

Seguiremos luchando por nuestro derecho a la seguridad, y la siguiente cita la tenemos precisamente en Madrid el próximo 6 de diciembre, fecha en la que nos manifestaremos para pedir algo tan simple como “Que la Administración cumpla la Ley y que protejan todos los guardarrailes con SPM”.

Y para terminar, os dejamos un gráfico donde se representan los puntos de impacto ambiental que genera cada tipo de transporte según el estudio de la OCU de octubre de 2013.



 
 
Aviso legal | Contacto | Localización