Asociación Mutua Motera

              Teléfono de la AMM           Inicio   E-mail
 
Usted se encuentra en: Voluntariado
Derbi dejará de fabricarse en EspañaImprimir
10 de Marzo de 2011
volver
Derbi dejará de fabricarse en España

Piaggio cerrará el 30 de junio su última fábrica de motocicletas en España

Derbi, filial de la multinacional Piaggio, ha anunciado que cerrará la fábrica de motocicletas Derbi en España, localizada en Martorelles (Barcelona) que ocupa a unos 200 trabajadores, y trasladará toda la producción a sus plantas italianas.

La dirección de la compañía ha avanzado a los sindicatos y al comité de empresa, que ya intuía desde hace semanas este cierre, que trabajan con un calendario de cese de la actividad previsto para el 30 de junio.

En un comunicado de Piaggio sobre resultados de 2010, la compañía ha informado en un breve apunte final que su consejo de administración aprobó "reestructurar" su actividad en España en el marco de un proceso que supondrá "transferir la producción de este establecimiento a otras fábricas del grupo italiano".

Según la multinacional, que también produce conocidas marcas como Aprilia, Vespa y Gilera, la decisión permitirá garantizar una mayor eficiencia de su producción en Europa y además reforzar la competitividad del producto y vehículos Derbi para apoyar el crecimiento de la cuota de mercado en España.

Tras confirmarse el anuncio, los sindicatos se han apresurado a rechazar la medida y han recordado que no existen motivos que lo justifiquen, ya que la planta catalana ha obtenido beneficios en los últimos ejercicios, no tiene pérdidas económicas y es una de las más eficientes del grupo.

De hecho, a finales de febrero, Derbi ya puso en alerta a la plantilla al comunicar su intención de adjudicar a una de sus plantas italianas dos nuevos modelos --uno de 50cc y otro de 125cc-- que tenían que empezar a fabricarse en la fábrica de Martorelles a partir de este año, según la estrategia industrial pactada en 2009.

Desde CC.OO. de Catalunya han subrayado además que, a diferencia de las otras plantas italianas, Martorelles ha conseguido reducir los costes de producción por unidad en un 11%, y ha hecho hincapié en que los costes de mano de obra directa e indirecta de las fábricas catalanas son más bajos que los de otras plantas del grupo italiano.

"CASO AISLADO"

Tras conocerse la noticia, la Generalitat, mediante su portavoz Francesc Homs, ha asegurado que la decisión de Derbi es un "caso claramente aislado" que no repercutirá negativamente al conjunto del sector de las motocicletas en Catalunya.

En rueda de prensa tras el Consell Executiu, ha circunscrito el caso de Derbi a un decisión empresarial "concreta" de una compañía, lo que, según ha dicho, no significa que se esté deslocalizando todo el sector.

Homs ha recalcado que el Govern hará todo lo que esté en su mano para evitar que la empresa se lleve la producción a Italia, y ha destacado que "el propósito de la Generalitat es evitar al máximo posible" las deslocalizaciones que se están dando en los últimos meses, como también es el caso de Yamaha.

La semana pasada, Yamaha presentó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 388 trabajadores de la fábrica de la compañía japonesa en Palau-solità i Plegamans (Barcelona), después de que anunciara hace un mes su decisión de cerrar la planta y trasladar la producción a Saint Quentin (Francia).

El ERE plantea 100 recolocaciones a la fábrica francesa --la única que quedará en Europa tras el cierre de la catalana--, e indemnizaciones para los despedidos de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades.

Este miércoles la Generalitat se reunirá con dirección y comité de empresa de Derbi para conocer de primera mano la decisión de la compañía y tratar de reconducir la situación para evitar desmantelar la factoría.

Por su parte, el presidente de la Unión Patronal Metalúrgica, Antoni Marsal, ha lamentado la pérdida de Derbi por ser una empresa "emblemática" y suponer la desaparición de una parte muy importante del sector de la motocicleta en Catalunya, así como la pérdida de puestos de trabajo de empresas auxiliares.

Para evitar casos como éste, ya que desde 2007 han cerrado un 26,5% de las empresas del sector del metal y se han perdido un 29,6% de puestos de trabajo, Marsal ha reclamado a la Generalitat un plan de actuación específico basado en la internacionalización, la mejora de la productividad, la contención de costes y el fomento de la innovación.


PRECEDENTE EN MADRID

Piaggio mantuvo en funcionamiento durante sólo dos años la factoría que inauguró en 2001 en la localidad madrileña de Arganda del Rey.

El entonces presidente de la Comunidad de Madrid y hoy alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, inauguraba la nueva factoría de Piaggio el 16 de mayo de 2001 y la  multinacional italiana se trasladaba desde sus históricas instalaciones de Julián Camarillo, en Madrid ciudad.

Este proyecto conllevó una inversión de unos 12 millones de euros y se llevó a cabo tras un plan de reestructuración que supuso un severo ajuste de efectivos.

La empresa dijo que su nueva fábrica ponía de manifiesto "la voluntad de permanencia" en la región.

Sin embargo, un año después, el 2 de agosto de 2002, la corporación italiana comunicaba a los sindicatos su intención de cerrar la factoría de Arganda, que entonces contaba con una plantilla de un centenar de trabajadores.

Tras un proceso de negociación, no exento de movilizaciones de los trabajadores, en junio de 2003 la plantilla ratificaba un acuerdo para el cierre, con 56 votos a favor y 39 en contra.


 
 
Aviso legal | Contacto | Localización