Asociación Mutua Motera

              Teléfono de la AMM           Inicio   E-mail
 
Usted se encuentra en: Voluntariado
Lea Rieck termina su vuelta al mundoImprimir
20 de Diciembre de 2017
volver
Lea Rieck termina su vuelta al mundo

Una aventura en moto que la ha llevado a realizar 150.000 km atravesando los recorridos que hizo su propio padre en los años 70, por Suecia, Estados Unidos, Canadá, Marruecos y Europa Occidental, Asía y Australia.

Lea Rieck, una alemana de Munich nacida en 1986, ya prefería los carros de juguete a las barbies en su infancia. Aunque nadie habría adivinado su afición por las motos en el jardín de infancia de esta estudiante de arte, administración de empresas y derecho. Tras los estudios se dedicó a la arquitectura, el diseño y la moda, trabajando en conceptos digitales para BMW Group design o Ikea, entre otros.

Tras conseguir su licencia de conducción hace un par de años, su imaginación comenzó a soñar con territorios distantes. No tardó mucho en cambiar sus bonitos vestidos y lápiz de labios por una Triumph Tiger XCA para hacer un viaje por todo el mundo.

Alguno de los los países que ha visitado son de los más problemáticos para las mujeres, ella confiesa que no es una `superwoman´, y no tiene ningún cinturón negro en artes marciales. Es una motorista hasta cierto punto novel, con solo dos años de experiencia cuando comenzó su periplo por el Globo.

Claro que fueron dos años de mucho rodar, hizo una media de 20.000 km por año. La moto elegida fue la perfecta según ella. No importa si la moto tiene 125 o 1200 cc, lo importante es que te sientas cómoda con ella. Pero además, debe ser una moto que no tengas que reparar cada dos por tres, fiable y resistente, un modelo del que sea fácil encontrar repuestos en los sitios más inusitados.

Normalmente eso habría inclinado la balanza por las motos japonesas de Honda o Yamaha, pero el corazón la decantó por motos de fuerte tradición histórica en Europa, la decantó por la Triumph Tiger.

En los 18 meses pasados en la carretera Rieck aprendió cinco cosas que cambiarían su vida para siempre:

  • Confía en que puedes. Conducirás bien y serás capaz de comunicarte y conseguir lo que necesitas.
  • No es síntoma de debilidad retroceder desde un río profundo o una carretera pedregosa. Que tu testarudez no llegue hasta el punto de crearte problemas.
  • No pasa nada por pedir y aceptar ayuda si necesitas comida o preguntar cómo llegar a un sitio. Puede ser una excusa perfecta para romper el hielo.
  • Permítete confiar. La mayoría de la gente quiere ayudar a los demás. Si confías, tú también te volverás más solidario.
  • Y es que no necesitamos tanto. Los más pobres fueron generalmente los más generosos y no querían nada a cambio.

La etapa final por tierras Argentinas le sirvió para meditar:

“El mundo en el que vivimos gira en torno a las redes sociales, las noticias al segundo y el materialismo, pero hay gente que vive en la pobreza más absoluta con sus familias y es más feliz que nosotros. No soy una persona muy espiritual, pero algunas de las cosas que vi y la gente increíble que conocí me han hecho mucho más sensible, ya que los que no tienen nada suelen ser quienes dan más”.

“Uno de los momentos más memorables fue también uno de los más surrealistas”, explica. “Recorrer la ruta Laguna desde los Andes entre Argentina, Chile y Bolivia fue como estar en un cuadro de Salvador Dalí, con impresionantes colores, montañas, lagos y flamencos a 4500 m de altura. Era como un paisaje de otro mundo”.

“Ahora es el momento de hacer balance y de escribir un libro…”

Fuente: Triumph


 
 
Aviso legal | Contacto | Localización