Asociación Mutua Motera

              Teléfono de la AMM           Inicio   E-mail
 
Usted se encuentra en: Voluntariado
El Senado aprueba la Reforma del Código PenalImprimir
21 de Febrero de 2019
volver
El Senado aprueba la Reforma del Código Penal

El nuevo Código Penal aprobado el miércoles en el Senado incrementa la protección a las víctimas de tráfico. A partir de ahora se incrementa las penas en caso de no prestar asistencia a las víctimas de un accidente de tráfico, y también se endurece la pena por cometer imprudencias al volante. La modificación entrará en vigor a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

El delito de `omisión del deber de socorro´ existía ya en el Código Penal, pero solo contemplaba el caso de que la víctima estuviera todavía viva y no hubiera nadie socorriéndola.

Con la reforma aprobada el 20 de febrero por 222 votos a favor y 14 en contra, en la que han coincidido todos los grupos parlamentarios menos Unidos Podemos, el delito de abandono del lugar del siniestro será penado con entre dos y cuatro años de prisión si es el resultado de una imprudencia, y de tres a seis meses si es un percance fortuito.

A partir de ahora cualquier delito contra la Seguridad Vial que cause víctimas será automáticamente catalogado como imprudencia grave y penado con uno a cuatro años de cárcel (si hay víctimas mortales) y de un año si hay heridos.

Se considera delito contra la seguridad vial, o imprudencia grave, el conducir bajo los efectos del alcohol y/o las drogas, conducir temerariamente, o exceder el límite de velocidad de la vía en más de 60 km/h en ciudad y en más de 80 km/h en vías interurbanas.

En caso de haber más de un fallecido, se incrementan las penas de 4 a 6 años (dos fallecidos) y hasta 9 años si hay muchas víctimas.

Las infracciones menos graves de tráfico, volverán a ser consideradas delito, lo que facilita la defensa de las víctimas que pueden contar con un abogado de oficio y beneficiarse de la actuación de la Fiscalía. Hablamos de saltarse los semáforos o las señales de STOP, utilizar el móvil mientras se conduce o hacer un adelantamiento prohibido. En estos casos la pena se reduce a entre tres y seis meses de multa.

En 2018 se fugaron 1.028 conductores tras haber estado implicados en un accidente de tráfico. Esto impide que los conductores puedan ser sometidos a las pruebas de alcohol y drogas pertinentes y que muchos salgan impunes o con penas menores a las estipuladas.

Fuente


 
 
Aviso legal | Contacto | Localización