Asociación Mutua Motera

      
Usted se encuentra en: Voluntariado
 
 
Llegan los ultra-condensadores de Nawa
  15 de Mayo de 2019
  Llegan los ultra-condensadores de Nawa

Promesas, promesas... ¡promesas que se hacen realidad! Hemos oído hablar mucho sobre los beneficios que traerían los nanotubos de carbono en multitud de aplicaciones, pero por una razón u otra nunca llegan a la producción. Los ultra-condensadores de Nawa recurren a los nanotubos de carbono para incrementar x5 la densidad de potencia.

Se imaginan unas baterías que se recargan al 100% en 20 segundos, eso es lo que consiguen los ultra-condensadores de Nawa. Son baterías que pueden repetir casi infinitos ciclos de carga-descarga sin inmutarse, y que soportan sin problemas temperaturas extremas sin pérdida de la fiabilidad.

Sin embargo tiene sus problemas: los ultra-condensadores no sirven para almacenar la electricidad a largo plazo porque de manera estacionaria pierden del orden del 10-20% de la electricidad acumulada cada día. Tampoco tienen una gran ventaja respecto a la capacidad bruta de electricidad que pueden almacenar, solo son capaces de almacenar la cuarta parte de la energía (25%) de una batería de litio convencional.

Entonces... ¿para qué sirven? Su principal utilidad es la de proporcionar potencia casi instantánea a la par que se recargan en tiempo récord. Su principales aplicaciones estarán en el mundo de la electrónica de consumo (taladros, afeitadoras, aspiradoras, teléfonos móviles, etc).

Pero también encontrarán un gran mercado en los vehículos eléctricos de competición: coches y motos que necesitan mucha electricidad en décimas de segundo para poder batir al contrario.

También son útiles como “batería intermedia” entre la batería convencional de largo plazo y el motor eléctrico. Los vehículos con sistema de regeneración en la frenada podrían recuperar casi instantáneamente la energía que antes se desperdiciaba en forma de calor y volverla a convertir en potencia durante las aceleraciones.

Serían baterías de poca capacidad 2 - 5 kWh que evitarían el desgaste que supone las constantes cargas-descargas que se producen durante los ciclos aceleración-deceleración. Por ejemplo serían muy útiles en taxis y autobuses urbanos eléctricos, en los que incrementaría la autonomía, la eficiencia y la durabilidad.

Finalmente son lo suficientemente capaces para surtir de electricidad a un pequeño scooter tipo ciclomotor o una bicicleta eléctrica. Se cargaría en casa en menos de 1 minuto y daría suficiente autonomía para realizar el trayecto de ida y vuelta al trabajo . Especialmente útil en los vehículos de reparto que realizan frecuentes paradas en la base y en las unidades destinadas al motosharing.

Fuente