Asociación Mutua Motera

              Teléfono de la AMM           Inicio   E-mail
 
DGT: “De la parálisis al garrote”Imprimir
18 de Marzo de 2015
volver
DGT: “De la parálisis al garrote”

Ante la debacle que se está produciendo en nuestras carreteras tras años de inoperancia e inanición de las políticas de seguridad vial, la DGT reacciona a la vieja usanza, presionando al eslabón más débil y fácil, el ciudadano.

Según información publicada por la propia DGT, el 88,5% de las víctimas mortales de este año se han producido en carreteras secundarias, por lo que ha decidido activar de nuevo el Plan Integral de Vigilancia en carreteras secundarias.

Para ello, ha iniciado una movilización de efectivos propia de una película de Hollywood, 1.800 patrullas, 12 helicópteros, 6 helicópteros dotados con los radares Pegasus y los 7 Centros de Gestión de Tráfico, formarán parte del ejército movilizado a la caza y captura del ciudadano infractor.

Desde la Asociación Mutua Motera no criticamos que se vigilen las carreteras y se exija el cumplimiento de la ley, lo que criticamos es que solo se vigile a los ciudadanos y solo se exija el cumplimiento de la ley a los ciudadanos, permaneciendo las Administraciones y a sus responsables en la más absoluta impunidad, a pesar de estar demostrado que son los mayores infractores de la legalidad vigente de nuestro país (solo en 2014 y con medios escasos, la AMM detectó más de 1.000 infracciones cometidas por las Administraciones de carreteras que ponían en riesgo la seguridad de los ciudadanos).

También criticamos que la DGT se haya cerrado en sí misma y desprecie la colaboración que la sociedad civil puede aportar a la solución del problema; criticamos que la DGT pretenda solucionar la seguridad vial solo sancionando al ciudadano y criticamos en definitiva la falta de sentido de Estado y de vocación de servicio público de muchos responsables políticos, dentro de los cuales brilla con luz propia la dirección de la DGT, cuando actúan de forma sesgada, a golpe de oportunismo y ante la urgencia de dar resultados para las elecciones.

Lo que criticamos es que mientras la DGT hace semejante despliegue, las administraciones de Fomento, por ejemplo, tienen las carreteras prácticamente abandonadas y sin conservación y la DGT sigue sin invertir en formación ni investigación y sigue sin convocar a los ciudadanos a través de los grupos de trabajo que tan bien funcionaron en el pasado. Es decir, sigue totalmente encerrada en sus despachos.

No estaría mal ver un despliegue de similares proporciones hollywoodienses en otros ámbitos como la conservación, la formación o la investigación,  ¿imagináis? miles de cuadrillas de empleados limpiando las carreteras, reponiendo equipamientos de seguridad y señales dañadas, reparando pavimentos deteriorados, instalando sistemas para protección de motoristas (SPM) en los “guardarralies”, construyendo carriles bici segregados; miles de especialistas formando de verdad a los conductores; millones de euros invertidos en investigación y en formar investigadores; cientos de políticos legislando para garantizar que la ley se cumple también por parte de la Administración…

Pero no, no nos hagamos ilusiones, ese despliegue no se hará por una sencilla razón, porque nuestro Estado de Derecho no funciona. Muestra de ello es que a la responsable política de la DGT, su directora, y a su superior jerárquico, el Sr. ministro, solo les importa la foto, poder “vendernos” un buen dato a corto plazo y mantener la recaudación con la que sostener su endogámico sistema de supervivencia personal.

Señora directora de la DGT, señor ministro del Interior, señora ministra de Fomento y demás responsables públicos de este país, sé que esto que les voy a decir no les importa, pero aun así, lo voy a decir, los accidentes de tráfico no se deben solo a ciudadanos desaprensivos o despistados, los accidentes también se producen por el mal estado de las carreteras, por la mala señalización de las mismas, por fallos en los vehículos, por la deficiente formación de muchos ciudadanos y en general, por mil y una causas que o se atacan en su conjunto y desde el origen o la siniestralidad seguirá oscilando al compás de la movilidad y ésta, al compás de la economía.

Consejos para la Supervivencia

Mientras tanto, a los ciudadanos nos toca sobrevivir a la ineficacia del sistema, de manera que desde la Asociación Mutua Motera os brindamos 5 consejos que nos ayudarán a circular por las carreteras mal llamadas “secundarias” y seguir vivos:

  1. Circula asegurando que hay distancia lateral de cruce suficiente. Recuerda que hay muchas carreteras cuyo ancho funcional es insuficiente y muchos vehículos se ven obligados a invadir el sentido contrario de la marcha.
  2. Adapta tu conducción a la visibilidad de la vía. Piensa que hay muchas curvas y zonas de reducida visibilidad tras las cuales puedes encontrarte sorpresas.
  3. Máxima precaución en las intersecciones. Además de que son zonas de riesgo por incorporación y cruce de vehículos, muchas están mal señalizadas.
  4. Piensa en el riesgo de invasión súbita de animales. A no estar valladas, el riesgo de intrusión de animales en las carreteras secundarias es mucho mayor.
  5. Atento a posibles áridos y sustancias en el pavimento. La conservación de muchas vías secundarias es casi inexistente, por lo que el riesgo de encontrar tierra, fluidos deslizantes y demás sustancias en el asfalto es muy alto.

Compartimos con vosotros el informe emitido por el Dto. de Seguridad Vial de la AMM y el comunicado de la DGT haciendo pública la campaña.

Juan Manuel Reyes Martínez
Presidente
Asociación Mutua Motera

DOCUMENTOS ADICIONALES

 
 
Aviso legal | Contacto | Localización